14 agosto 2008

Los españoles aprendiendo idiomas

Aprender idiomas es difícil, yo digo que es lo mas difícil a lo que me he enfrentado nunca, la tarea es inmensa, lleva años y, además, nunca se completa. Un ejemplo tremendo es que a un chino culto, le lleva 32 años alcanzar un nivel aceptable en su propio idioma ... y nos quejamos de que los verbos en castellano son complicados.
Además los españoles añadimos otra serie de cosas que hacen esta tarea todavía mas complicado.

Somos un país periférico

Pese a ser europeos, estamos en la periferia de Europa y aquí es posible vivir toda tu vida sin necesitar hablar otro idioma que no sea el tuyo propio y nativo. Para entender lo que digo, comparemos España con Holanda, en Holanda si conduces durante una hora, seguro que te encuentras en otro pais, en donde hablan otro idioma. Igual pasa en Bélgica y otros países de Europa. En Holanda los taxistas hablan un ingles que para mi lo querría, muchos holandeses hablan alemán y algunos francés.

El castellano es el segundo idioma mas hablado

Después del chino, el castellano (o español que lo llaman en algunos sitios) es el segundo idioma más hablado del mundo, con unos 360 millones de habitantes. Eso quiere decir, personas que lo tienen como idioma materno o nativo, no cuenta los segundos idiomas en donde el inglés estoy seguro que arrasaría. Cuando viajas por Europa, mucha gente dice que ha estudiado un poco de español, que vino a Madrid o Barcelona unos meses para estudiarlo y que quiere aprender más.A lo que voy es que mucha gente ve nuestro idioma como un idioma a aprender, con futuro. Poca gente aprende griego, danés, sueco, noruego, holandés, ya que son considerados idiomas minoritarios, pero el castellano no. Eso hace que cada vez sea menos necesario hablar otro idioma y que te hablen en castellano fuera de España. Por ejemplo, en Estados Unidos, que ya es el quinto país con más hispano-hablantes del mundo, los carteles están en inglés y en español siempre, aeropuertos y todo.
Esto hace que sea rentable doblar las películas americanas, cosa que no ocurre en otros países como: Portugal (creo), Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega, Grecia y otros más. En los países en donde las películas americanas/inglesas se ven subtituladas, la gente va aprendiendo algo de inglés, aunque sea fonéticamente y eso hace mucho luego a la hora de estudiarlo en serio.

Sentido del ridículo

Cuando aprendes tu idioma materno en tu infancia, pasas de cometer muchos errores a cometer menos y la calidad del uso del idioma se asocia con lo "mayor" que eres, si no hablas bien eres pequeño, ignorante, etc y los amigos aprovechan para gastarte bromas. Pues bien, todo eso esta en la mente de todos nosotros cuando nos ponemos a estudiar un segundo idioma una vez somos adultos. Uno debe ser consciente de que empieza hablando como un niño de 3 anos y va evolucionando poco a poco, estas acostumbrado a pilotar bien en tu propio idioma y, de pronto, te encuentras en la mas tierna infancia, eres otra vez pequeño. La inseguridad y el miedo a hacer el ridículo se apoderan de ti (se que estoy dramatizando, pero un poco si que es así). Todo esto es cierto para todo el mundo, pero es doblemente cierto para los españoles que, estadísticamente, nos (me incluyo yo el primero) cuesta mucho hablar otro idioma por miedo al "que dirán" y a si "haremos el ridículo".

Afortunadamente todo esto esta cambiando y los españoles cada vez somos mas europeos, hablamos mas idiomas y nos sentimos menos ridículos en foros internacionales.

2 comentarios:

Kantbres dijo...

Yo añadiría otro punto,y es lo mal que nos han enseñado inglés en la escuela.Los que ya vamos siendo añejos empezamos con 11 años a estudiar inglés, un poco (muy) tarde, a los 14 nos juntaban a estudiantes de inglés y francés y empezabamos desde el principio.Por otra parte el sistema pedagògico el mismo del siglo xix, nada motivador muy áspero. En Francia o Alemania ( con alrededor de 100 millones de germanoparlantes, si contamos Suiza y Austria) entre la gente joven hay un indice muy superior de ciudadanos que se "defienden" aceptablemente en la lengua sajona.

Sldos..

nachoancho dijo...

El principal problema creo que es el miedo a soltarnos a hablar el idioma del país al que vamos, aunque también es verdad que, dependiendo del país al que vayamos, intentan entenderte o no. Por ejemplo, viajas a Grecia y te puedes entender más o menos en inglés con ellos (siempre creo que es más fácil hablar en inglés con un no-inglés que con un nativo), pero si ya les dices un "parakaló" (transcripción sui generis de "por favor") o un "kalimera" (lo mismo de "buenos días") casi se desviven contigo; aprecian el interés por hablar su idioma, que reconocen minoritario. Eso sí, si lo pronuncias demasiado bien puedes tener el problema de que sigan hablándote en griego y no entiendas ni papa. Sin embargo, si viajas a Inglaterra (repito, es mi experiencia), casi tienes que pedir perdón por no hablar o entender perfectamente inglés porque ellos van a piñón fijo. Tienen tan asumido que su idioma es el número uno, el idioma "base", que no hacen ningún esfuerzo por hablar más lentamente. Españoles, creo firmemente que deberíamos hacer lo mismo con ellos cuando vengan a nuestro país, es decir, una cosa es que intentemos indicarles por ejemplo dónde está una calle, pero siempre y cuando cuando veamos un esfuerzo por hablar en español de su parte.
¿Y qué hay del aislamiento de este país durante 40 años? El paletismo españolista y el populismo fascista caló muy hondo en las mentes de los ciudadanos y, entre que no se podía salir con facilidad al exterior por falta de dinero y que del exterior sólo llegaban las noticias que filtraban los aparatos de comunicación y propaganda del régimen, unido a los doblajes en las películas y a la falta de una política de aprendizaje de idiomas, hizo que España fuera un erial no ya sólo en cuanto a saber decir "good morning", sino que tampoco había ningún interés en lo que teníamos a nuestro alrededor.
De todas formas, quien algo quiera algo le cuesta y si queremos hablar en otro idioma..., señoras y señores, la única manera es esforzarse en aprenderlo, las quejas no sirven de nada si nosotros no ponemos algo de nuestra parte.
Salud!