06 septiembre 2008

Vacaciones

Al planificar el tipo de vacaciones que cada uno va a hacer, influyen muchas cosas, si tienes pareja, si tienes niños, tu edad, tus aficiones, tu presupuesto, etc, eso da un abanico de opciones enorme ... estupendo, cuanta mas variedad y diversidad, mejor.
Vacaciones, ¿ara hacer que? Pues, en principio, lo que uno querría hacer durante el resto del año, pero no tiene tiempo para hacer. También, para estar con las personas con las que no tienes oportunidad de estar todo lo que querrías durante el resto del año.
Si a alguien le gusta leer, pero nunca encuentra el momento, pues llegan vacaciones y elige unos cuantos libros y se los devora. Si no puedes ver a tu familia por la distancia, o por lo que sea, pues te organizas unos días con ellos y, ala, a tomar cervecitas y arroces buenos.
Lo que veo en bastantes ocasiones (y no estoy yo exento en absoluto) es que planificamos nuestras vacaciones para hacer cosas que, aparentemente, nos importan poco o nada durante el resto del año. Por ejemplo, hay gente que nunca ha reparado en la fachada de la iglesia de su pueblo, pero cuando llega a Roma, no podría volver a casa, si no visita las iglesias o capillas que tiene en su lista.
También los hay que no son conscientes de la arquitectura de los edificios de su barrio, pero cuando llegan a algunas capitales europeas, tienen que ver y analizar todos los edificios de la ciudad.
El caso de Estambul es espectacular, cuantos sabíamos antes de visitar la ciudad, algo de la época de la conquista otomana de lo que hoy es Turquía, de su relación complicada con el imperio alemán antes de la primera guerra mundial y de los esfuerzos de modernización y europeización que un tal Ataturk lidero en algún momento del siglo pasado. Pues muy muy pocos y es fantástico que aprendamos eso durante los pocos días que solemos estar en Estambul, lo sorprendente es que, la inmensa mayoria, ya no volvemos a saber nada del tema hasta que no volvamos alli. Entonces, me pregunto yo, nos interesan todas esas cosas ¿o no?
Si no le decicas ni una hora al año a la historia durante el "curso", ¿porque durante los cuatro días - tres noches que visitas Estambul o Berlin bebes historia a lo Herodoto?
¿Por qué solo nos interesa el arte y la arquitectura cuando estamos lejos?
Son preguntas que yo sigo haciéndome en cada planificación de vacaciones que hago.
Publicar un comentario