09 agosto 2010

Como hacer un café griego

Lo primero. se necesita café griego, el ingrediente principal, pero ojo, tiene que ser griego, no vale cualquiera.
Se mide en una taza la cantidad de agua que se quiere y se pone en un cacharro al fuego.
Se echa el café en el agua, la cantidad, según el gusto de cada uno, por ejemplo, para una taza de desayuno, una cucharada y media es suficiente.
Se añade azúcar, también al gusto de cada cual, y se renueve bien mientras que se empieza a calentar.
Cuando están bien mezclados el café, el agua y el azúcar, se deja calentar hasta que suba un poco, no hace falta que llegue a hervir.
Se sirve en la taza directamente, sin filtrar, y se deja reposar unos minutos, para que se enfríe y así el café se va al fondo de la taza.
Tras unos minutos, se puede beber, pero no se debe remover, ya que si no, el café se vendría para arriba.


Stin igia zas (salud)
Publicar un comentario