01 septiembre 2011

Curiosidades del turismo en Dinamarca

     Es curioso que la parte más al sur de Dinamarca, en donde he estado las dos últimas semanas, es el punto más al norte en el que había estado nunca.
     Me ha llamado la atención el tipo de turismo que se ve y se practica por aquí, ya que siempre he sido más asiduo al estilo "sol y playa" que a lo que uno puede disfrutar por aquí.
     Dinamarca es un país pequeño y rico, por lo que uno podría esperar que estuviese, digamos, lleno. Pues bien, en la zona en donde estoy "Gedesby" uno ve a gente de tanto en tanto, incluso saludas a los que te cruzas.
   En la playa ves un grupo de gente cada kilometro, el silencio es constante, hasta los niños lloran en voz baja .... Bares y cafeterías hay dos en 10 kms al redonda, nada de discotecas y sitios de marcha, los supermercados cierran a las 5 y media. En suma, un sitio muy muy tranquilo.


     También podría uno esperar que al ser el danés un idioma muy minoritario, hablado solamente en Dinamarca, la gente fuese a tener fluidez en alemán o inglés. Pues eso no se cumple en esta zona del país, la gente te entiende y habla un poquito ambos idiomas, pero no con fluidez. No como ocurre en Holanda, ejemplo de otro idioma minoritario, en donde es habitual encontrar a personas con fluidez en holandés, alemán e inglés.

     Quizá lo más significativo, según mi punto de vista es que únicamente los ciudadanos daneses puede comprar propiedades inmobiliarias en Dinamarca. Eso hace que el alquiler de viviendas sea el modo más habitual, si no el único, de organizar unas vacaciones aquí. Veo aquí dos consecuencias claras, la primera es que la riqueza que llega al país a través del turismo, lo hace de una forma lenta, constante y sostenible. La otra es que la especulación, aunque posible, está limitada a los especuladores locales.

     Para terminar, está el tema de las arañas. Aquí no quitan las telarañas, están en todos los rincones. La cosa es que están seguros de que las arañas no van a entrar en las casas, ni van a molestar, al menos las que tienen una cruz a la espalda (DK: Korsedderkop, Latin: Araneus diademata, DE: Kreuzspinner, ES: araña de jardín). Esas se quedan siempre fuera. Como la gente no las mata y se identifican claramente por la cruz, han proliferado mucho y las encuentras por todas partes.

   Había leído algo similar de unos cangrejos de la costa de Japón que tienen algo parecido a una cara en la espalda. Surgió la leyenda de que la cara era de un emperador y la gente, por respeto a la memoria del emperador no los comía y también hay muchísimos por allí.

Publicar un comentario