01 julio 2012

La vivienda en Düsseldorf

En Düsseldorf, como creo que en toda Alemania, lo mas normal es alquilar, mas que comprar. De toda la gente que yo conozco aquí, solo uno tiene vivienda propia, el resto vivimos de alquiler.
Eso no quiere decir que la gente cambie mucho de piso, sino que se hacen alquileres a medio y largo plazo.

A la hora de buscar pisos se suele acudir a inmobiliarias, les das tus preferencias y se encargan de enseñarte varios. No penséis que por ser alemanes, no hay que revisar el contrato que te presenten, al contrario, revisadlo y exigid que todo lo que os hayan dicho de palabra, quede reflejado por escrito. Aquí, también, las palabras son solo palabras. Como ejemplo, os diré que a mi la agente inmobiliaria me dijo que había WiFi comunitario para todo el edificio y, aunque me pareció raro, me lo creí. Cuando me instalé y fui a conectarme no encontré nada. Reclamé a la inmobiliaria y me preguntaron que en qué párrafo del contrato estaba lo del WiFi, les dije que me lo habían dicho de palabra, que lo recordaba perfectamente y me dijeron que la agente no entendía mucho de internet y que estaría mal informada. En fin.

Las inmobiliarias se llevan una buena comisión (en alemán "provision"), el equivalente a 2,38 mensualidades.
Además de esa comisión, se suele tener que pagar una garantía de hasta tres mensualidades, en alemán "kaution", que se devolverá al dejar el piso. En realidad, se devuelve un año después, ya que por ley, pueden retener esa garantía hasta que hayan calculado todos los gastos del año siguiente.

Dentro del precio de alquiler, está el kaltmiete (precio frio) y el gesamtmiete (precio total), el segundo incluye los gastos comunes, mientras que el primero no. Además del gesamtmiete solo hay que pagar la electricidad.

Hacer contratos nuevos siempre es mas fácil que cancelarlos, así que hay que hay que andar con cuidado con qué firmas. El contrato de la electricidad es fácil de cancelar, llamas el ultimo dia con la lectura del contador y ya está.

El que es difícil, muy difícil de cancelar es el contrato del teléfono e internet. Se renueva automáticamente cada año y para cancelarlo antes hay que presentar el certificado de empadronamiento de tu nuevo lugar de residencia. Eso implica que tienes que hacer las gestiones una vez que ya estés instalado en otro sitio, complicado.

Si vas a estar en Düsseldorf por poco tiempo, trata de pasar con móvil prepago y que internet lo ponga el dueño, vas a bares con wifi o compras un pincho 3G. De las operadoras de móvil alemanas, Vodafone y T-Mobile son las mas exigentes, mientras que O2 y EPlus son mas flexibles.
También hay que decir que la conexión a internet en Alemania es muy rápida y estable, no voy a contar solo los inconvenientes.

Para terminar, la demanda de viviendas en Düsseldorf es mayor que la oferta, con lo que encontrar un buen piso a un precio razonable no es nada fácil, requiere tiempo y también algo de suerte.

Para buscar pisos os recomiendo los portales inmobiliarios immobilienscout24 , immowelt e immonet.

Están en alemán, así que paciencia y un buen traductor online.
Publicar un comentario